Nauseas y un hueco inmenso que se siente

Publicado: febrero 12, 2014 en Uncategorized

Las únicas palabras que crucé con Santiago fueron unos saludos desde Chile. Y el hueco en una foto que me cedió después de verme eufórico, dos metros debajo del escenario, despojándome el alma (deshojándome el alma con que escribo) de la infantil idea de esperar…

“Hay cosas que le duelen a uno con cojones”, dice mi hermano Aynel desde su Facebook. Yo digo que es que hay cosas que te cogen po’ el cuello y te ripean, te zarandean todas las neuronas, te bajan la presión de los sentidos y te obligan a asumir, sin cauterizo, la presión corporal de las mañanas, de azogarte a la vida el desespero después del cigarrito y el café.

La vida se equivoca. Dios también se equivoca, o empezó a equivocarse desde que se llevó a gente como Nietszche, como Aristóteles, como Teresita, como mi bisabuelo… Dios es quién se equivoca. La vida solo es un tiempo que sigue. Y sigue. Y sigue. Siempre.

Me llegó la noticia de la manera ecuánime en que se presentan las noticias malas. Mi esposa en un mensaje. Un mensaje de un amigo que me dice que el Santi se partió en una fiestonga, por si de algo me sirve. Que se siente hecho polvo. Y otro más.

Bajé casi cayéndome las escaleras grandes del Progreso donde hace días vivo. Compré un cigarro y lo fumé cantando. Cantando que la vida es otra cosa/ cuando la soledad/ es otro cuento/ Son unos pocos días/ que entonces no se acaban. No se acaban. Pero llegó el final.

La nada y el pasado se encontraron por fin en un infarto. Se tomaron las manos. Y se llevaron los dientes/ la barba/ la guitarra al revés que le distingue. Se llevaron un ser perfecto/ vago/ zurdo/ una reunión ahí que tuvo el Diablo con el mismo Dios equivocado aquel.

Se llevaron al tipo que paraba cien veces los conciertos pa afinar la guitarra. Pa fumarse un cigarro sobre el piano. Para alisarse el pelo. Pa joder.

Al tipo que rasgueaba con el índice y hacía brotar flores de las cuerdas, como el duendecillo Stanley del pulgar. Al tipo que ha hecho de septiembre ahora (y todos los septiembres desde ahora) un pez aleteando tranquilo la nostalgia para poder decir.

Se llevaron un beso desmedido. A Julieta. Un Bolero. Otro Bolero. Unas nauseas de pinga por el siglo que se me viene encima con un niño como a él su siglo se le vino encima. El primer mortal motivo. La crónica imposible de mi vida. Mi problema y pasión…

Maldita lluvia lloviendo en mis ojos. Que me hacen ver el mundo en negro y blanco.

¿O fue todo corriendo?  

Dice Silvio en su Cita que llevaba días pensando en él. A mí seguro no van a creerme que anoche, a las dos de la mañana, leía con mi hermano sus canciones. Decíamos que quién coño podía ser tan caballo de ponerle trompetas a “Rosario”. Unas trompetas tristes que me suenan a lo que siento ahora. Esas mismas trompetas que siempre andan los ángeles soplando. Y las que sonarán hoy en la tarde en el Instituto Cubano de la Música mientras queman su cuerpo. Mientras se abre una herida tremebunda en la gente que lo admira. Que va a elevar al viento sus canciones toda la noche en el parque John Lennon. La gente como yo…  

Nadie tiene la culpa de morirse. Son cosas de la vida. ¡Ay! ¡LA VIDA! Cosas que un día así de simplemente, ya no se tienen más.

 

Ansias del alba
(Santiago Feliú)

Viaja en el tiempo
todo el silencio
que los hombres dejaron
detrás de sí.
Monta en su cuento
todo el invento
que su corazón deja
escapar.

Pasarás y las piedras serán
tu perdón, caminante
que vas volviendo a nacer.
Si te acercas, verás
que podemos sentirlo los dos
y por fin de nuevo… a volar.

Tintos en sangre,
mares y el viento
del humano que pide vivir aquí.
Toda tu vida
corre el peligro
de vivir lo que quieres creer.

Savia del alma,
aventura en la sangre
que no ha de morir.
Y si no, ¿cómo hay que seguir?
Pronto será cuando estemos
sintiendo otra vez por amor;
y si no, ¿qué puedes tener? ***

Dame un pedazo,
llévame en brazos,
que otra vez necesito
sentirme en paz.
Patria sagrada,
ansias del alba,
no te olvides que andamos
muy mal sin ti.

Danza en el hombre
un infierno capaz
de matarse y matar,
desde la ternura hasta el sol.
Fieles amantes,
cerrojos y pactos,
y madres que están
reclamando milagros del bien.****

Vueltas eternas,
calles desiertas,
la memoria girando
en la luz.
Y viaja en el tiempo
todo el silencio
que los hombres dejaron
detrás de sí.

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Yuninho dice:

    Adios a uno de los grandes. Y todos los que lo admiraron y admirarán por siempre han de sentir estás líneas como suyas.

  2. baragua dice:

    Es verdad que salían flores de las cuerdas de su guitarra, cuando las tocaba. Flores del bien, “flores baudelerianas del mal”… y muchas cosas más. Tuve la dicha de escucharle en un entrañable lugar de aforo reducido, como es el Pabellón Mestre holguinero, y, dos años y pico después, aún lo recuerdo como si hubiese sido ayer mismo. Muy emotivo tu texto, Jesús. Sigue casi cayéndote (me ha gustado mucho tu blog), pero no te caigas del todo, para que podamos seguir disfrutando de próximas entradas. Muchas gracias por visitar Baraguá (http://baragua.wordpress.com). Ánimo para estas horas bajas. Saludos y un abrazo.

    Paco Azanza Telletxiki

  3. hilbez dice:

    Hola Jesús!
    Sigo leyendo tu blog y te digo que hay que tomarse un rato para respirar, porque te deja conmocionado o emocionado.
    Hay un escritor argentino, que hizo muchas frases. Una de ellas dice. ” La sensibilidad es una riqueza cuyo dueño desea compartir”. !! Que rico que sos entonces, y cuanto nos enriqueces con tu riqueza. !! que sensibilidad la tuya, que bien escribís y eso de::” maldita lluvia lloviendo en mis ojos”, es que, tanta distancia, una no te conoce personalmente y llega que siento ya la lluvia lloviendo en mis ojos, cuando leo todo lo que ponés. y el poema que elegís para el que se fue, haces que uno recuerde y que al corazón le importe…….
    Gracias por expresar tanto
    Hilda

  4. maby1177 dice:

    has escrito con una sensiblidad exquisita, felicitaciones Jesús.

  5. camarero dice:

    ya pude leer… tu manera de escribir muy diferente a la mía pero coincidimos en muchas de las cosas que se fueron con la pérdida de santiago… yo lo considero uno de los grandes de la composición en español, me quedo con joaquín sabina y con él… cada vez que puedo le digo a la gente que lo busque y lo escuche porque es monstruo… mucha gente me dice que no lo conoce… pongo el mundo tan mierda que se vive como ejemplo: por eso mismo, no se conoce, no se oye, no se divulga entonces sirve porque lo que se conoce y se divulga es cada vez lo más malo… dejo este mismo comentario en mi blog… un abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s