El homenaje, un ancla en la tristeza y el acorde final

Publicado: febrero 13, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:

1

Ya van 36 horas sin Santiago y todavía lo lloro. “Como si fuera el puro” –le dije anoche a mi hermano Jorgito metidos dentro de la cosa aquella con un gravamen de melancolía y una ligera intención de homenaje. “Se nos fue el puro asere. Se nos fue.”

Era un tipo tan bueno que mira ahora cómo me consuela. No demores la calma/ no solloces de más por ahí/ Uno gana lo perdido/ con lo que vendrá… Y luego el chelo, el piano, el equilibrio. Y algunas otras cosas que también…

2

Al Instituto entré con la mejor sonrisa roja de mis clases de teatro. La gente si agolpada, no tan grises. Grises del akokán solo unos pocos.

Me sentó mal el farandulerismo. Las putas con las ropitas de moda. Y un camión de estropajos recién salidos de “mi Facultad”, luciendo sus atuendos de periodistas noveles, con camaritas noveles y peinaditos noveles que duraron 30 minutos dentro. Partieron pal carajo no más se dieron cuenta de que tenían fotos suficientes. Entrevistas suficientes. La artillería solemne necesaria pa una mediocre nota informativa.

Me sentó mal un tren de mongoloides, g-cafeteros con sus botas recién ensuciadas y sus pantaloncitos recién entubecidos. Sus cigarros con filtro especialmente comprados con la mesada materna pa la ocasión. Y la guitarra al hombro. Pa no saberse un puñetero tema de Santiago. ¡Ni “Para Bárbara” asere!

Así que me senté en una esquinita. Sin saludar. Con mi esposa y mi hermano. Y mi otro hermano triste como un cuadro de Munch.

Hasta que entró Gerardo.

“Mis amigos eran dioses para mí…” Y se me partió el pecho. No pude más. Lloré cojone como se llora a los amigos buenos. Pajarerías mías, probablemente. Pero necesitaba ahogar la ausencia. Necesitaba dejar de pensar.

3

Lo demás fue cayendo deontológicamente. Barnet, Bernal y el señor Abel Prieto se escabulleron junto con las cámaras, después de destacarse en el paneo.

Silvio no estuvo ni por allí cerca. A Carlitos Varela me dicen que lo vieron merodeando. Demasiado ocupado desorbitando el cover de sus conciertos próximos. Frank si se rajó en llanto. Y de Gerardo conservé la imagen de su niño acariciándole el pelo. En gesto como de “calma, papá…”

Tampoco vi a Robertico Carcassés. Ni a Oliver Valdés. Ni al resto de los miembros de la banda del Santi… Eso no significa que no estaban. O que no estaban cuanto menos, tristes. Solo que no los vi…

Admiré la actitud de Fidel Díaz. El buen Diablo Ilustrado derrumbado, dolido en una esquina, dándole vueltas a sabrá dios qué versos, a sabrá dios qué hechizo cronicado, sin tomar parte en la puesta en escena.

Y Eduardo del Llano con su novia, o su nieta. Recordé su discurso sobre la moral doble y me tuve que reír.

Frank Fernández tocó el Ave María y también fue bajando. Alexis Díaz Pimienta y unas muy buenas décimas, y un muy buen Lada, y un muy buen chofer. “Yo lo sé. Yo lo vi”. Los López- Nussa. Algunos trovadores. Y un camión de impostores famosillos importantes haciéndose el curriculum del mes para el estímulo…

La lluvia llegó tarde. Debió caer un par de horas antes. Pero vino a caer precisamente para joderme lo del parque Lennon. Pero vino a caer…

4

Y yo como si aquello me importara. Tal vez presente por el compromiso. Porque tenía que estar. Por la tristeza. Porque quizás si hubiera sido Silvio no me hubiera dolido demasiado. Porque pensé en un trueque con la muerte y que se llevara a to esos impostores. Hasta a unos cuantos no tan impostores. Y que nos devolviera la gaguera del zurdo aquel que no estará de vuelta… Las canciones, el disco que nos debe.

La vida vive/ con y sin nosotros. Sigue viviendo ahora en el vientre de mi esposa. De la esposa de Santi que según dicen, dará a luz en marzo probablemente a un zurdo no tan bueno. Probablemente sí. Probablemente…

Lo único confirmado es que Santi se nos marcha, y que yo todavía ni lo creo. Que se nos va y yo inmóvil, permanente… Viendo cómo timbales sobrevivo la próxima mitad.

Anuncios
comentarios
  1. diana dice:

    Feliu no esta, al menos queda su musica

  2. Yuninho dice:

    Me gusta. La obra asemeja al escritor. Excelente, sin falsedad.

  3. Mario Reyes dice:

    Me parece injusto lo que dices de Varela,que a mi o me gusta mucho,sinceramente y no comparto sus politicas publicitaras ni nada porel estilo,pero si lo vi quitarse los espejuelos y limpiarse las lagrimas varias veces cerca de la puerta del instituto.No me gusta que quede asi.

  4. Mario Reyes dice:

    Por cierto muy bueno lo de de g-cafeteros

  5. elvisramirezbarinas dice:

    Reblogueó esto en Cultureando en Barinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s