MISERIA

Publicado: diciembre 14, 2015 en Uncategorized

la_casa_del_ahorcadoCualquiera, lentamente, involuciona hasta convertirse en mono, en herramienta, en la cadena grasa de una bicicleta común, cualquiera, uno, por ejemplo, se hace sonido, grieta, se atrabanca, se desvencija luego como una masa líquida sin huesos, como una sucesión de infinidades, una covacha, un cúmulo de dientes, tragedia, ser, debacle, conocimiento, mudo. Uno se vuelve, deja los ojos puestos en la escalera y camina el pasillo, se infla, luego asienta, se deshace. Uno repite, dobla, se corona sobre cualquier cabeza, cualquier casa, cualquier región, uno nació corriendo, vive corriendo, se empapa en lejía, se prende, arde, muere, resucita, se vuelve a la escalera lentamente y recoge los ojos, los acomoda en los dos agujeros que uno lleva en la cara, encima de la nariz, luego repasa cualquier suceso mínimo ocurrido mientras uno avanzaba lentamente por el pasillo, nota nada, nota que apenas han pasado diez segundos, un poco de tiempo ahí, y que ese tiempo hubiera sido útil siendo el tiempo de cualquier otro, de cualquier cadena de bicicleta, de cualquier sonido, porque ese tiempo que uno no aprovecha se vuelve atrás, con la cabeza triste, y no se regenera, se sucede, apenas, se desinfla, se atrabanca, sucede, muere. Uno no está pensando, uno puede, apenas, y eso bien lo sabe, involucionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s